Los 7 errores femeninos más comunes cuando te masturbas

Los 7 errores femeninos más comunes cuando te masturbas
La masturbación debe ser algo para disfrutar, hay técnicas, tips y mucho para hacer, pero nada sirve si no estamos disfrutando, así que a continuación te decimos por qué no estás gozando el sexo contigo misma tanto como podrías.
La masturbación femenina todavía tiene un hedor a tabú, uno muy complejo, pues disfrutar con nuestra pareja o solas no es lo que nos enseñan cuando somos adolescentes; casi siempre escuchamos que no debemos tocarnos ahí, que no debemos hacer tal o cual cosa, que no es nuestro papel disfrutar y aunque pareciera que no es así, son ideas que se van instalando en nuestro cerebro y nos dificultan MUCHO alcanzar el orgasmo.
De acuerdo con Cosmopolitan, estamos muy ocupadas, tenemos muchos pendientes, estamos en todo menos en lo que queremos hacer así que disfrutar se convierte en algo que no siempre podemos tener al alcance de la mano y por eso, en ocasiones, nos atamos a relaciones que no deseamos sólo por un buen sexo y ¡no!
La masturbación debe ser algo para disfrutar, hay técnicas, tips y mucho para hacer, pero nada sirve si no estamos disfrutando, así que a continuación te decimos por qué no estás gozando el sexo contigo misma tanto como podrías.
1: Lo haces sólo a la hora de dormir
Es común que esperes a que termine tu día pare regalarte un tiempo a solas, pero debes considerar que te metes a la cama para dormir y descansar, así que pueden pasar dos cosas que te toques pero no logres llegar al orgasmo porque estas muy cansada o que simplemente llegues pero sea súper X. Puedes hacerlo en la mañana o en la mitad del día. Te sentirás con mucha energía y más contenta.
2: No estás practicando con Kegel
Los ejercicios de Kegel son importantes en la vida sexual y la salud del organismo de las mujeres. Te dan beneficios sobre la incontinencia urinaria, evitan que enfermes constantemente de infecciones en el tracto urinario y permiten que tus orgasmos sean mejores, más extensos e intensos. Mejora tu piso pélvico cada día, si lo haces unos segundos a diario verás resultados en menor tiempo.
3: Estás en otro lado
Una de las cosas más comunes que suceden cuando una mujer se masturba es que no entiende correctamente que es un tiempo para ella, no para nadie más y que hacerlo representa conocerse a sí misma, no es un momento de relajación sin importancia ni una forma de terminar el día. Concéntrate en lo que estás haciendo y no en los pendientes que tienes o la pelea con tu chico ¡Es algo tuyo!
4: Creas tabúes
No estás dejándote llevar porque piensas en que aún existen muchos tabúes acerca de la masturbación femenina, sobre todo; piensas que no es lo más correcto, que no deberías hacerlo, y si tu formación religiosa te lo impide, también puedes tener miedo a un castigo, suena raro, pero decenas de chicas no se animan por este tipo de pensamientos. ¡No! La sexualidad se hizo para disfrutarla no para que tengas miedos acerca de ella.
5: Tu sexualidad depende de tu pareja
A veces estamos acostumbradas a que nuestros orgasmos dependan solo de la penetración de nuestro novio y no va por ahí, la masturbación ayuda a conocerte mejor y de esta forma tu placer no dependerá de nadie más que de ti misma. La sexualidad es para que la vivas, acompañada o sola, pero no para que dependa de una carga emocional que te hará frenarte en lo que sientes o quieres realmente hacer.
6: Estás tratando demasiado
El orgasmo es de quien lo trabaja, pero esto no significa que tengas que estar súper pendiente de tener uno cada día. Velo así, la mayoría de las mujeres sabemos que llegar al clímax por medio de la penetración es muy raro, y nos ha tocado estar con parejas con las que en verdad, en verdad queremos llegar, pero por una u otra razón no pasa. Esta ya es demasiada presión como para que le sumes hacer el amor contigo misma y que también estés presionada ¡No! No te presiones, el orgasmo llega mejor con la paciencia.
7: Estás tocando donde crees que tienes que tocar no donde te gustaría
A veces escuchamos que a cierta amiga se le hace muy fácil llegar al orgasmo porque se masturba así o vemos una cinta porno y creemos que las chicas llegan súper rápido cuando se tocan en un cierto lugar, pero no necesariamente es así, si tu cuerpo no está diseñado para alcanzar el clímax con la penetración no importa si te compras cuatro dildos, no vas a llegar así, trata de tocarte donde quieres no donde te dicen que se siente rico ¡Sigue tus instintos!
Fuente: de 10

Comentarios