"Adiós, viejo": Una carta revive los últimos momentos de la tragedia del Titanic


Charles Lightoller, un segundo oficial del Titanic que sobrevivió a la tragedia del transatlántico el 14 de abril de 1912, escribió una carta en la que ofrece una visión única de la situación que tuvo lugar a bordo poco antes de que se hundiera.
La misiva, que formará parte de una próxima subasta de objetos de la nave y cuyo valor rondaría entre 12.000 y 18.000 dólares, tenía como objetivo comunicarle el fallecimiento del cirujano asistente John Simpson a uno de sus amigos, R.W. Graham.
En su texto, Lightoller lamenta "profundamente" la pérdida de Simpson, "que también es mía", y recuerda cómo, poco antes de hundirse la nave, paseaba por cubierta con varios miembros de la tripulación con la tranquilidad de que "habían cumplido con su deber", debido a que ayudaban "a mantener la calma" y conservaban "un aspecto imperturbable frente a los pasajeros".
Poco antes de no volver a verse, Charles Lightoller y John Simpson intercambiaron unas palabras de despedida: "Adiós, viejo".

Comentarios