Dos niños sobreviven después de que su padre saltara con ellos desde un puente


Un hombre ha fallecido después de saltar desde un puente con sus dos hijos en brazos, que han sobrevivido a una caída de más de 30 metros. John Spincked sostenía a sus dos hijos, de 1 y 3 años, cuando decidió tirarse desde el puente de Wanaque, en Nueva Jersey (EEUU).
Una amiga de la esposa de Spincken alertó del incidente a la policía. La mujer avisó de que se había llevado a los pequeños y había amenazado con hacerles daño. Spincken fue rastreado a través de su teléfono móvil y los agentes encontraron su coche desocupado en el puente.
Al parecer, según señalan los primeros indicios de la investigación, el hombre se subió encima de su coche y escaló una valla de 3,5 metros. “Cuando los agentes encontraron a los niños conscientes se dieron cuenta de que había sido un milagro”, señaló el jefe de policía Christopher DePuyt.
 Me esperaba lo peor cuando llegué al lugar de los hechos, pero me sorprendió el estado de los niños”, señala el oficial. La policía cree que las ramas de los árboles ayudaron a amortiguar la caída de los chicos, que fueron hospitalizados de inmediato. Fuentes médicas han señalado que el menor de tres años sufre una conmoción cerebral, al igual que su hermano, al que también le han diagnosticado una fractura en una costilla y un pulmón dañado. Ambos se encuentran en la UCI del hospital St. Joseph’s en Paterson (EEUU).
En las redes sociales, el hombre se mostraba feliz con su paternidad: “La mejor sensación del mundo”. Los vecinos se conmocionaron al conocer la noticia. “ Algo tenía que ir realmente mal. Ellos se querían”, señalaron a la prensa. El hombre tenía antecedentes por haber violado una orden de alejamiento por violencia doméstica en 2003.

Comentarios