El brutal asesinato de dos prostitutas a manos de un banquero británico


Vivía una vida de lujos, sexo y alcohol, pero todo terminó en tragedias. Rurik Jutting, un banquero británico, asesinó a dos trabajadoras sexuales de Indonesia con quienes quiso pasar noches de sadismo y crueldad.


Este sujeto, exitoso y graduado en la Universidad de Cambridge, con un sueldo de 450 mil dólares al año, es acusado de matar a Sumarti Ningsih, de 23 años, y Seneng Mujiasih, de 26. Ambas prostitutas que aceptaron brindarle sus servicios sexuales sin saber de lo que verdaderamente planeaba.
Los brutales asesinatos fueron grabados por el banquero en su smartphone, donde se ve cómo sometió a su primera víctima, Ningsih, en octubre de 2014, usando su cinturón, juguetes sexuales, tenazas y con sus propios puños.
En sus declaraciones a los tribunales, confesó que esta tortura duró tres días, incluso, dijo que hizo lamer el toilet a la joven, quien murió a causa de un corte en el cuello. El cuerpo lo escondió en una maleta y dejó en el balcón de la habitación del hotel.
Este hecho no le impidió seguir y días después conoció a la segunda víctima, Mujiasih, a quien le ofreció una gran suma de dinero para tener sexo en su departamento, donde la amordazó con una cuerda que estaba en el sofá y amenazó con un cuchillo.
La mujer comenzó a gritar y luchar para liberarse de su agresor, pero éste le cortó la garganta y grabó la escena, al igual que la primera víctima. Llamó al número de emergencia y, aunque Mujiasih aún tenía signos vitales, los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida.
Todo esto lo hizo bajo los efectos de la cocaína, según asegura el acusado, quien podría recibir cadena perpetua y ser encerrado en una prisión de Hong Kong. Y es que los dos asesinatos son calificados por el juez que lleva el caso como “horrible” y “perturbador”.

Comentarios