Ella se negó a saludar a este periodista, a él no le importó y le besó un seno [VIDEO]


No es no. La actriz Soraya Riffy fue víctima de acoso sexual en el programa 'Touche pas á mon poste' de la televisión francesa. El incómodo momento quedó registrado en YouTube. ¿Qué fue lo que ocurrió?

El periodista Jean-Michel Maire, uno de los panelistas del espacio televisivo, besó los pechos de una de las participantes, después de que esta se negara a darle un beso. El hecho ha sido criticado duramente en YouTube y ha llegado a las redes sociales.

Todo empezó cuando Jean-Michel Maire y Soraya Riffyrecrearon el asalto a Kim Kardashian en París. Maire se puso en el papel del hombre que rescató a la celebrity, y ella, por supuesto, en el de Kardashian.

El sketch marchaba bien, hasta que el conductor del programa Cyrill Hanouna le preguntó a Riffy si Maire podía darle un beso en la mejilla.

En el video en YouTube se ve que Jean-Michel Maire se acerca para darle un beso a Soraya Riffy, pero ella se niega. Y aquí se desata el escándalo. Pese al rechazo de la actriz, al periodista no parece importarle e igual la besa, pero en los senos.

Tras lo ocurrido, ni el público ni los integrantes del programa se mostraron sorprendidos. Pero las críticas no demoraron en llegar. En las redes, los usuarios 'hicieron leña' a Jean-Michel Maire.

A las denuncias públicas en contra de Maire, se unió Laurence Rossignol, ministra francesa de Familia, de la Infancia y de los Derechos de la Mujer.

"Incluso en una emisión de entretenimiento, cuando una mujer dice no es no. He informado al CSA de esta agresión sexual", escribió Rossingol en Twitter.

Se supo que Cyril Hanouna tachó el acto de inadecuado y obligó a Jean-Michel Maire a disculparse.

Même dans une émission de divertissement, quand une femme dit non c'est non. J'ai saisi le CSA de cette agression sexuelle
Tras el escándalo, Soraya Riffy pidió que dejen de criticar a Jean-Michel Maire. Incluso se tomó un selfie con él y justificó lo ocurrido a “sus pulsiones masculinas”.

“Su hija no quiere volver al colegio por miedo de que traten a su padre como un pervertido. Le he dicho que no presentaré ninguna queja contra él, que no quiero ni su dinero ni arruinar su carrera”, dijo Riffy en una entrevista con el portal Slate.

Comentarios