Hallan a una mujer desaparecida en Irlanda hace 22 años en un cementerio de Gales



Pauline Finlay, de 49 años, desapareció cuando paseaba a sus perros por una playa de Irlanda en marzo de 1994. A pesar de las búsquedas intensivas, permanecía desaparecida.
Sus perros fueron encontrados agitados y ladrando en la playa cercana a Kilmuckridge, Wexford, en Irlanda. Siete meses después, en octubre, el cuerpo de una mujer apareció en la costa galesa, en Aberffraw, Anglesey. Al no poder identificarla, fue enterrada en un cementerio local, informa Mirror.co.uk.
Sin embargo, el trabajo policial y los avances de la investigación con ADN parecen indicar que se trataba de Pauline.
La policía del norte de Gales ha contactado con la policía irlandesa en un intento de identificar algunos de los 17 cuerpos que constan en sus libros como "descubrimientos costeros", que emergieron en las playas.
La familia de Pauline ha proporcionado una muestra de ADN, que ha sido comparada con los restos del cementerio. Según un periodista local, la familia ha sido informada de que hay una alta probabilidad de que se trate del cuerpo de su familiar.
Si se confirma, la familia llevará los restos de Pauline a su lugar de origen dos décadas después de su desaparición.

Comentarios