La Policía de Nueva York mata a tiros a una mujer negra con problemas mentales


El servicio de emergencias recibió una llamada advirtiendo de la presencia de una mujer en el pasillo de un edificio armada con unas tijeras. A la llamada respondieron cinco agentes del departamento de Policía de Nueva York, que consiguieron que bajara el arma.
"Tras bajar las tijeras, la mujer se acercó al sargento y cogió un bate de béisbol", ha explicado el jefe adjunto de la Policía, Larry Nikunen, según declaraciones recogidas por el canal de televisión ABC 7.
Al intentar golpear al agente, éste abrió fuego contra la mujer, a la que alcanzó en el torso en dos ocasiones. "El sargento tenía una pistola táser, pero no la utilizó.: eso forma parte de la investigación", ha señalado Nikunen.
El comisario de la Policía neoyorquina, James O'Neill, ha señalado al agente de "fracasar" en su actuación con respecto a Danner. "Podemos hacerlo mejor", ha afirmado.
"Lo que está claro es que en esta ocasión hemos fracasado. Lo que queremos es saber qué ocurrió", ha explicado, antes de asegurar que incidentes como el del martes por la noche sólo "incrementan la tensión".
El último año ha sido muy activo en cuanto a protestas contra la actuación policial hacia las comunidades afroamericanas del país.
La Policía ha trasladado al agente involucrado, identificado como Hugh Barry --con ocho años de experiencia en el departamento y un historial ejemplar--, y su arma le ha sido retirada mientras se lleva a cabo la investigación, que se centrará en por qué no utilizó la 'táser' en lugar de disparar fuego real.
Según O'Neill, se trata de un error del protocolo establecido. "Así es como no se debe actuar. Así no es como les entrenamos, ya que nuestra principal obligación es preservar la vida, no llevárnosla por delante cuando podemos evitarlo. Ahora tenemos que averiguar por qué ocurrió", ha explicado.

Comentarios