Las 10 claves para que un blog triunfe

Dave Winer creó en 1997 el primer blog de la historia, Scripting News, pero en la actualidad ya hay más de 164 millones de blogs. El mundo del 'blogging' ha revolucionado la forma de entender Internet, pues los blogs no sólo ayudan al posicionamiento de cualquier web sino que son un entorno privilegiado de comunicación y 'branding'. Sin ir muy lejos, en España, el 44% de las empresas utiliza blogs, según el Intituto Nacional de Estadística, pero sólo unos pocos triunfan
Desde IMF Business School han realizado una guía con las diez claves fundamentales para que un blog funcione, sobre todo, si el objetivo principal es monetizar sus contenidos.
1. Contenido de valor. Elegir un tema que domine el autor es fundamental. Existen miles de blogs sobre moda o sobre viajes, por lo que es importante mantener el interés de los seguidores con consejos útiles, información actualizada y relevante o alguna experiencia interesante que contar.
2. Conocer al público al que nos dirigimos. Definir nuestro público es el siguiente paso. En el caso del blog, conocer los gustos e intereses de los lectores es básico para conseguir lectores fieles, que encuentren lo que buscan en nuestros posts y, así, aumentar el número de visitas.
3. Fidelizar a los lectores. Para que el público vuelva es importante actualizar el blog regularmente, mantener la calidad y adaptarse a las nuevas formas de acceder a Internet --más del 88% de los usuarios lo hace a través del móvil según el último informe de la Fundación Telefónica--. Hoy en día es indispensable que nuestro blog esté adaptado a los diferentes dispositivos y funcione correctamente en PC, tableta o móvil.
4. Redes sociales. Al principio, compartir información sobre el blog y hacer ruido en los diferentes perfiles es la mejor forma para empezar a captar visitas. Los grupos en LinkedIn son una fuente muy buena de captación de tráfico, pero sin convertirse en 'spam'.
5. Elegir bien el dominio. Al crear el dominio hay que asegurarse de que éste contenga las palabras clave de la empresa y que no esté ya cogido. Existen webs en las que se puede comprobar si el dominio está cogido y saber si consta un perfil en redes sociales con ese nombre.
6. Enlaces. Jugar con los links es muy importante porque es una de las cosas a la que más importancia le da Google actualmente. La mejor opción es comenzar con enlaces internos en nuestro contenido original (con moderación) para que Google comprenda a qué otorgamos más importancia. La obtención de 'backlinks' es un trabajo de relaciones públicas, pero, debe ser extremadamente sutil, porque el intercambio de enlaces también está castigado.
6. Diseño y usabilidad. Es muy importante, conseguir un blog intuitivo en el que navegar de forma clara y sencilla. Es importante ordenar la información por categorías, temas o fechas, para facilitarle al usuario la búsqueda de información, todo ello con un objetivo, que vuelva. Para mejorar la usabilidad de nuestro blog es conveniente que, además de facilitar la navegación del usuario, se active un buscador interno y permitir a los lectores escribir comentarios en los posts.
8. Periodicidad. Cuántas veces debemos publicar es la primera pregunta que se hace cualquier 'blogger' al crear su blog. La respuesta depende de la temática y del tiempo que se le va a dedicar. Pero no se puede obviar que actualizar de forma constante los contenidos es el pilar de un buen funcionamiento. Los expertos no se ponen de acuerdo con el número mágico, aunque recomiendan publicar un mínimo de una vez por semana.
9.Posicionamiento. Otro aspecto importante a la hora de dar vida al blog es el SEO. La falta de tráfico al principio es normal, aunque se haga bien, el tráfico orgánico suele tardar en llegar. El objetivo es trabajar el posicionamiento a largo plazo, apoyándonos siempre en contenidos de calidad y moviéndolos en redes sociales.
10. Paciencia y constancia. Todos los blogs pasan por un largo periodo de sequía antes de empezar a dar sus frutos por lo que, sobre todo al principio, hay que ser perseverante y confiar en lo que se hace. Un blog tarda entre seis meses y un año en hacerse un hueco.

Comentarios