Mezclar Red Bull con alcohol es una muy mala idea, según la ciencia


La mezcla de alcohol con bebidas energizantes como Red Bull es una pésima idea. ¿Por qué? Según un estudio reciente, esta mezcla afectaría el cerebro de los adolescentes como lo haría la cocaína.

Incluso puede generar efectos a largo plazo parecidos a la cocaína, aseguran los investigadores.

Se trata de un estudio realizado con ratones. Y ya sabemos que los cambios en los cerebros de los ratones suelen ser similares a los vistos en los seres humanos.

En experimentos, el profesor Richard van Rijn encontró que los ratones adolescentes que recibieron altos niveles de cafeína mezclada con alcohol, mostraron signos físicos neuroquímicos vistos en otros ratones que recibieron cocaína.
"Parece que las dos sustancias juntas provocan cambios en su comportamiento y cambia la neuroquímica en sus cerebros", señala Van Rijn, de la Universidad de Purdue en Estados Unidos. "Estamos viendo claramente los efectos de las bebidas combinadas que no se ven si se beben por separado", agregó.

Al recibir repetidas dosis de alcohol con cafeína, los jóvenes ratones se volvieron cada vez más activos, al igual que los que recibieron cocaína.

Pero eso no es todo. El profesor Van Rijn y la estudiante graduada Meridith Robin también detectaron niveles elevados de la proteína FosB, que es un marcador de los cambios a largo plazo en la química del cerebro que es elevado en aquellos que abusan de las drogas duras como la cocaína o la heroína.

Comentarios