No le dejan montar en la montaña rusa por su pecho y no le devuelven en dinero

La joven Tanya Willis había ido con su hijo a disfrutar de una montaña rusa. El ticket le había costado 32 euros. Su sorpresa fue mayúscula cuando le prohibieron montarse porque la barra de seguridad no se podía emplear debido al tamaño de su pecho. La mujer denuncia que le hicieron pasar mucha vergüenza y que no le devolvieron el dinero. 
El incidente ha sucedido en Thorpe Park, en la ciudad británica de Surrey. Tanya Willis quería montarse en la montaña rusa Colossus, sin embargo, debido al tamaño de su pecho, la barra de seguridad no podía cerrarse debidamente.
Según relata la publicación Mirror, la mujer ha declarado que la situación fue "muy embarazosa, bajándome de la atracción y caminando avergonzada delante de todo el mundo. Esto me arruinó el día y ni siquiera me ofrecieron devolverme el dinero". Había pagado 32 euros por su entrada. 
Finalmente, Tanya solo pudo mirar cómo su familia se divertía mientras ella esperaba: "Habíamos viajado todo el camino así que no tenía sentido que se lo perdieran sólo porque no pudiera montarme yo". 
Un portavoz del parque ha pedido a la joven que se ponga en contacto con ellos y ha defendido la seguridad en las atracciones: "Si nuestras medidas de seguridad no se pueden aplicar totalmente, no dejamos que nuestros clientes se suban a la atracción por su propia seguridad. Ésta no empieza a funcionar hasta que todas las medidas de seguridad están puestas. Tenemos restricciones en todas las atracciones". 

Comentarios