Quería ser una madre divertida y ahora su hijo está muerto



El cuerpo de Andrew Frye de 16 años fue encontrado en un motel en Akron, Ohio, EE. UU. rodeado de drogas ilegales luego de que el joven asistiera a una fiesta con su madre para consumir heroína.
De acuerdo con la madre, Heather Frye, alrededor de las 6 a.m. decidieron inyectarse el narcótico en uno de los cuartos, pero ella le pidió a Andrew que lo hiciera en el baño porque no le gustaba ver a su hijo consumiendo drogas.

Luego de las 7 pm. una amiga de Heather, llamó a la policía porque Andrew no respondía, pero cuando llegaron al lugar el joven ya llevaba un tiempo muerto.

Según el Washington Post, hay evidencia de que en la habitación también se encontraba la madre de Heather y dos amigas de esta. Al parecer, los adultos trataron de esconder las agujas cuando llegó la policía.

La madre de Andrew no tenía custodia de su hijo, quien estaba legalmente bajo el cuidado de su tía abuela Tammy Smith, pero ella le dijo a la policía que solo quería ser “la madre divertida del fin de semana”.
Ahora ambas mujeres, declaradas culpables, pagarán nueve años de prisión.
ma1

ma2
Andrew Frye. 

Fuente: http://difundir.org/

Comentarios