Un niño muere asfixiado en Inglaterra tras tragarse una pieza de un juguete

Un niño de tres años ha muerto en Oldham, Greater Manchester (Inglaterra), por culpa de una flecha de juguete de 3 centímetros de largo que se le clavó en la garganta. Ese pequeño juguete fue el desencadenante de la muerte por asfixia.
Eshaan Bilal, el pequeño de tres años que ha muerto por asfixia tras tragarse una pieza de un juguete
Eshaan Bilal jugaba con su hermano mayor en su casa sin saber que estaba a punto de suceder una tragedia, en la que él sería el protagonista. En un juego con diferentes piezas, muchas de ellas pequeñas, la mala fortuna quiso que una flecha se introdujera en la boca de Eshann causándole una fatal muerte por asfixia, según recoge el medio inglés  Daily Star.
A pesar de que su madre llamó de inmediato a los  servicios de emergencia sanitarios, Eshann no pudo sobrevivir. De nada sirvió la reanimación cardiopulmonar que se le realizó al pequeño en su domicilio, ni el rápido traslado al hospital; ya que murió media hora más tarde en el hospital.
El asistente médico forense del hospital ‘ Greater Manchester north’, Peter Sigee, registró el fallecimiento como una muerte accidental. “El juguete obstruyó totalmente en la vía respiratoria de Esshan. Un medido fue capaz de verlo y se lo quitó, pero por desgracia, incluso una vez que estuvo retirado, los intentos de reanimarlo no tuvieron éxito”, declaró Sigee.
Además, el  forense del hospital inglés aseguró que “Eshaan estaba bien alimentado, bien vestido y vivía en una casa limpia y ordenada, donde los juguetes estaban bien guardados; es decir, existían las medidas correctas para que no pasara nada”.
Así, continuó explicando sobre las posibles causas del  ahogamiento que “no hay ninguna evidencia para sugerir que había una falta de atención o que no se encontraban en un entorno querido y de apoyo hacia Eshaan”.
La desconsolada madre, Sumreen Kaussar, relató que escuchó un “ruido de asfixia” que provenía de la sala de estar de la primera planta. Y cuando llegó se encontró la escena con su hijo pequeño sin poder respirar. La  tragedia ya era irremediable.

Comentarios