Una joven vende su virginidad para pagar una casa perdida en un incendio


Katherine Stone, una estadounidense de 20 años, ha anunciado en Facebook que vende su virginidad por 364.000 euros para ayudar a su familia a recuperar la casa que quedó devastada por el fuego hace dos años. 
En el año 2014, la casa familiar de Katherine Stone, en Seattle (Washington), quedó arrasada por el fuego. Sin seguro, esta joven ha encontrado la solución prostituyéndose únicamente una vez. Lo hará para vender su virginidad por 364.000 euros y con la condición de sentir una "conexión" con la otra persona. 
Según CNN, la joven ha relatado cómo está esperando "un hombre con quien sienta una conexión para que la experiencia sea especial para ambos. No es solo dinero", ha afirmado. Mientras espera, Stone, que ha contactado con uno de los 19 burdeles del estado de Nevada, el único territorio del país donde la prostitución es legal, ha sido contratada para proporcionar servicios a caballeros que busquen "esperiencias": "He hecho pequeñas y sencillas fiestas" ha indicado. 
Ante el aluvión de críticas recibidas, esta joven se defiende: "Tengo el derecho de elegir lo que hago con mi cuerpo, y con una economía en problemas ¿me vas a culpar?"

Comentarios