Violada en grupo, asesinada a tiros y lanzada a los cocodrilos como alimento

El FBI ha revelado que Brittanee Drexel, desaparecida en 2009 durante las vacaciones de primavera en Carolina del Sur, momento en el que tenía 17 años, habría sido violada, asesinada y lanzada a una fosa de cocodrilos para servirla de alimento. Sus padres, inmersos en un profundo dolor, han explicado que, sin saberlo, llegaron a repartir un cartel de su hija desaparecida al principal sospechoso del terrible suceso.
Violada en grupo, asesinada a tiros y lanzada a los cocodrilos como alimento

Brittanee Drexel desapareció cuando tenía 17 años durante las vacaciones de primavera en Carolina del Sur, hecho que desencadenó unacompleja y tediosa investigación en 2009. Sus padres, desde entonces, vivieron inmersos en la desesperación, la tristeza y el dolor, un dolor que se hace si cabe aún más intenso atendiendo a lainformación revelada por el FBI, que señala que Brittanee sufió una muerte terrible y violenta.
Concretamente, se cree que Brittanee fue violada por varios delincuentes, quienes terminaron disparándola para después servirla como alimento a los cocodrilos.
Según cuenta su madre, Dawn Drexel , en una entrevista recogida por Mirrorun informante de la cárcel explicó que estaba caminando junto a una instalación usada habitualmente para la compra-venta de drogas, sustancias y material ilegal cuando vio a dos hombres abusando de Brittanee. Entonces, afirma, ésta " intentó escapar y ellos salieron corriendo detrás de ella, la cogieron, la llevaron de vuelta al lugar, la golpearon y la dispararon".
Entre estos dos hombres, según declaraciones de Dawn basadas en el informante, se encontraríaTimothy Da'Shaun Taylor, el principal sospechoso en el caso, aunque nunca ha sido condenado y siempre ha desmentido las acusaciones.
Más allá, acrecentando la rabia y el dolor, el padre de Brittanee, Chad Drexel, cuenta que durante la búsqueda de su hija repartió numerosos carteles anunciando la desaparición de ésta para que cualquiera que la haya visto o pudiese ayudar se pusiera en contacto. Y justamente, a una de las personas a las que le hizo entrega de éstos fue a Timothy Da'Shaun.
Según relata, tuvo lugar cuando se encontraba en medio de una carretera y un vehículo que conducía por el lugar se paró. "Cogí el cartel y se lo di al conductor y las dos personas de atrás empezaron a susurrar. Entonces pregunté si sabían algo de mi hija, contando que era su padre. Ellos se rieron y yo simplemente le di el cartel al conductor, que lo arrugó y lo tiró por la ventana".
Más tarde, fue un investigador que contrató para ayudarles el que le confirmó que aquel conductor era el principal sospechoso del crimen.
Por su parte, un agente identificado como 'agente Muñoz', ha testificado que, de acuerdo a la confesión del informante, Taquan Brown, que cumple una condena de 25 años en prisión por un caso de homicidio, " varios testigos han contado que el cadáver de Brittanee fue colocado en una fosa donde fue devorada por cocodrilos", corroborando la hipótesis, si bien las autoridades rastrearon la propiedad y la fosa de cocodrilos donde habrían sucedido los hechos y no hallaron rastros de la joven.
"Después de siete largos años de espera y de rezar por el regreso de mi hija, ahora sabemos que no va a volver a casa con vida", declaraba su madre.
Fuente: telecinco.es

Comentarios