El gato al que nadie quería se convierte en estrella de Instagram

Monk tiene todo lo que odian los que odian los gatos.  Es negro con los ojos amarillos y los colmillos a lo Drácula.  Su dueña, Nicole Rienzie, de Nueva York, ha confesado que lo encontró en la calle. "Estaba sucio, desnutrido, con una conjuntivitis severa e infestado de pulgas", ha contado la mujer que le ha hecho un perfil en Instagram, donde el felino tiene más de 25.000 seguidores.
El gato al que nadie quería se convierte en estrella en Instagram
Nicole Rienzie ha contado que lo recogió y trató de encontrarle una casa, pero después desistió y terminó quedándose con el gato al que bautizó como Monk.
Era normal y sus colmillos comenzaron a crecer de forma exagerada, según la historia que publica el periódico online ABCNews.
El veterinario le dijo que era un gato bendencido y la dueña ha aceptado tener un gato vampiro como su ángel de la guarda.
Rienzie le ha abierto el perfil en Instagram, donde colgó sus vídeos y sus fotografías. Muchos de sus seguidores le preguntan si ha retocado las fotos para ponerle los colmillos de esa forma, pero ella aclara que Monk es así.
"Lo amo y no cambiaría nada sobre él. Es único. Con o sin los colmillos es especial para mí."

Comentarios