La conmovedora despedida que un dueño le dio a su perro



Walnut, un perro de raza whippet, amaba ir de paseo por las frías costas de Cornwall, Inglaterra. Siempre a la par de su dueño, Mark Woods. En la soledad de las playas, el hombre le hablaba a su pero y este escuchaba.
Una relación como muchos tienen con sus perros. Esa intimidad de saber que el amigo es fiel. Y tan leal, que si tuviera el don de la palabra no revelaría ni una sílaba de aquellas largas charlas.
Se escribieron y se escribirán miles de historias de animales. Y siempre seguirán conmoviendo. Con justicia. Porque si sobre el ser humano hay maravillosas páginas con actos sublimes, los animales no merecen ir sólo en el epílogo de ese libro imaginario.
Uno se pregunta cómo es una despedida. Están las señaladas. Algún amor se termina, un viaje comienza, un nuevo horizonte se abre en lo laboral. Son despedidas sentidas, pero con preaviso. No te destrozan el alma.
El problema es cuando la despedida es inesperada. Un amor roto por una tragedia, un viaje que no comienza sino que termina. Los veterinarios le informaron a Mark que Walnut debía irse de esta vida.
Cumplidos los 18 años no era casual que en los últimos días no quisiera ir de paseo a su lugar amado: la playa. Sus piernas ya no respondían y pronto sería todo su cuerpo. Le aconsejaron que le diera una inyección para dormirlo dulcemente.
Mark lo habló con su mujer y sus hijos. Le dejaron la decisión a él, porque Walnut era su acompañante de toda la vida. Mark decidió aceptar la indicación de los veterinarios. Pero no podía despedirse así de Walnut.
Mark escribió en su red social, junto a una foto de Walnut: “Caminata con Walnut. Tristemente tengo que aplicarle eutanasia el sábado 12 de noviembre, así que vamos a tener un último paseo juntos en su querida playa de Porth a las 9.30 am. Me encantaría que los amantes de los perros, los propietarios de algunos y los amigos, se unan a nosotros para una celebración con Walnut en su playa favorita de Porth. Él ha tenido una vida increíble y al haber alcanzado la gran edad de 18 años está listo para su sueño final. Espero verte el sábado”.
El mensaje se volvió viral y miles de personas le enviaron saludos y apoyo. Pero una cosa es un saludo y otra un acto de presencia. Mark vio el amanecer. Lluvia intermitente, mucho frío. No creyó que Walnut tendría una despedida con mucha compañía. No le importó. Abrigó bien a su perro y lo llevó a su playa preferida, en Porth Beach, Newquay.
Ni Mark ni Walnut pudieron creer lo que vieron al llegar. Las casas lindantes a la playa colgaron banderas por Walnut. No se despedían de él sino que lo saludaban con corazones pintados. Y al pisar la playa, aparecieron ellos. Los que habían sido invitados a ese último paseo. No importó la lluvia ni el frío. Unas 500 personas, muchas con sus perros, estaban presentes. Para ser partes de una despedida que tuviera un sólo condimento: mucho amor hacia Walnut.
Todos lo acariciaron. La historia conmovió a tantos ingleses que el noticiero televisivo local, This Morning, a pedido de la BBC, hizo un reportaje final a Mark, cuando llevaba a Walnut a su último paso, previo al adiós.
Ayer, sábado, Mark anunció a través de Facebook que Walnut ya dormía en paz: "Walnut murió esta mañana a las 11.56, junto a mi esposa, mis dos hijos y nuestros otros tres whippets, Monty, Nelson y Charlie. Todos estuvimos en el cuarto. Walnut se fue muy rápido y en mis brazos. Escribo esto porque les debo muchísimo a todos los que me apoyaron a mí, a mi familia y sobre todo a Walnut. Gracias a todas las personas que acudieron esta mañana a la caminata y a todos los que tuvieron su propia caminata al lado de sus perros alrededor del mundo".
Se fue Walnut. Hay despedidas previstas que son casi indoloras. Las imprevistas te marcan el alma. La de Walnut fue prevista, pero igual te marca el alma. Seguirán apareciendo miles de historias de animales. Y nos seguirán conmoviendo. Hoy fue la de Walnut. El perro que tuvo su último paseo en su playa preferida, rodeado de cientos.
Aunque él, sólo le prestó atención a una persona. A ese hombre al que acompañó durante 18 años y del que se lleva todos sus secretos sin revelarlos. No por no haber tenido el don de la palabra, sino por ser fiel como ninguno... 

MIRA MAS ABAJO EL VIDEO:

  

Comentarios