Polémica foto de un policía posando sonriente con un joven muerto


Kim Staton ha pedido explicaciones a la policía de Saint Louis, en North County, Estados Unidos, después de que un policía se hiciera una foto, sonriente y posando con el dedo pulgar hacia arriba, mientras que con la otra mano sujetaba el brazo de su hijo muerto. 
La imagen fue tomada en la casa del hijo de Kim Staton, Omar Rahman, un joven de 28 años que había fallecido. El policía se tomó la foto mientras sonreía y posaba sujetando el brazo del cadáver con unos guantes de látex. 
Como relata la publicación US Uncut, Kim Staton se ha quejado de la poca información que el cuerpo de policía le ha dado: "Cuando ellos acuden a un aviso, se supone que lo hacen para ayudar y proteger". 
Al parecer, Omar Rahmam murió de una sobredosis accidental de drogas. El abogado de la familia, Antonio Romanucci, ha declarado haber visto miles y miles de fotos forenses pero no algo así con un cuerpo sin vida: "¿Quién permitió esto? ¿Hay algún sargento implicado?". Romanucci reclama 

Comentarios