Su cigarrillo electrónico explota y le causa quemaduras muy graves

Amine Brite salió de su local en Toulouse, Francia, para disfrutar de un cigarrillo electrónico y terminó en el hospital. La batería del cigarrillo explotó de repente y le causó serias quemaduras en el abdomen. Las chispas incendiaron la chaqueta. Las cámaras de seguridad de su club muestran las espeluznantes imágenes. Brite empieza a saltar e intentar acabar con las llamas en su ropa. Los guardias de seguridad del local fueron los primeros en auxiliarles. Brite, cuenta el diario Daily Mail, ha explicado que está pensando denunciar a la empresa china que fabrica los cigarrillos y admite que no ha dejado de usar los cigarrillos electrónicos. Eso sí, ahora solo fuma aquellos que tienen la batería integrada. Sus heridas tardarán varias semanas en curar.

Comentarios