Matan y queman a una joven embarazada para robarle el bebé de su vientre


La pareja secuestró a Christi con el fin de robarle el bebé que esperaba, ya que no podían tener hijos.

La madre y su bebé murieron cuando la pareja decidió cortar el vientre de la mujer con un cuchillo para extraer al niño, que aún no había nacido.
Los investigadores han encontrado dos cuerpos carbonizados, que creen que podrían corresponder a la madre y a su bebé, que desaparecieron hace dos semanas de la ciudad de Río de Janeiro, en Brasil.
La pareja de asesinos, que llevaban tres años casados, según los informes, tenían amigos y familiares convencidos de que la mujer estaba embarazada de una niña, después de publicar en varias redes sociales imágenes de su vientre bastante abultado.
Silva Pinto, publicó fotos con ropa de bebé con el texto: "¡Ven pronto mi princesa!". Sin embargo, ella no podía quedarse embarazada, ya que según los informes médicos tenía quistes en los ovarios.

La joven había intentado quedar con varias mujeres, pero siempre cancelaba los planes al enterarse de que iban a ir a la cita acompañada de algunos amigos.La pareja ya había intentado hacerse con un bebé a través de varios grupos de Whatsapp para madres jóvenes y pobres de Río de Janeiro, en los que afirmaba que ella tenía ropa y un cochecito para donarles.
La Policía cree que Costa quedó con la pareja después de dejar a su hija de tres años en la guardería, y se dirigía para recoger algunas donaciones. Después de reunirse en la Estación Central de tren de Río, Pinto convenció a la madre embarazada de acompañarle a su casa, donde le esperaba su marido.
Una vez allí, la pareja decidió cortar el vientre de Costa para extraer al bebé, pero descubrieron que se trataba de un bebé de siete meses.
Elen Souto, jefe de Policía del Departamento de Personas Desaparecidas de Río, señaló que un cuchillo fue encontrado en la casa y que había algunos charcos de sangre en varias habitaciones. " Como el bebé murió en el proceso, ellos mataron a la madre también", señaló.
"La pareja son fríos y calculadores. No mostraron arrepentimiento. Pinto se mantuvo firme durante más de 20 horas diciendo que ella estaba embarazada". Pinto y Lima están bajo arresto acusados de doble homicidio y ocultación de cadáveres.

Comentarios