Mató a una mujer por mala praxis y lo detuvieron mientras intentaba alargarse el pene



Carlos Arzuza, de 48 años, fue detenido esta tarde en pleno microcentro de la Ciudad de Mendoza, al estar acusado de matar por mala praxis a una mujer a la que operó en un consultorio clandestino.

Se trata de quien ya cuenta con graves antecedentes por mala praxis, que incluyó la muerte de pacientes. Además quedó detenida una asistente del cirujano, de 39 años.

El médico Arzuza le había practicado el miércoles una liposucción y un implante de glúteos a una mujer que a las pocas horas se descompensó y murió.

La Policía encontró al cirujano cuando éste se estaba autopracticando una intervención de alargamiento de pene,
 por lo que fue derivado de urgencia al hospital Central, donde permanece internado con custodia policial. 

Comentarios