¿Por qué la primera piloto afgana pide asilo en EE.UU.?


Niloofar Rahmani, capitana de las Fuerzas Aéreas de Afganistán y primera mujer piloto de este país, ha pedido asilo en EE.UU. debido a las amenazas que recibe por escrito y por teléfono por parte de los insurgentes talibanes y de sus parientes lejanos, que consideran que su profesión deshonra a la familia.
En el verano de 2015 Rahmani se fue a EE.UU. para participar en unos entrenamientos conjuntos con las Fuerzas Aéreas norteamericanas. Y ahora que los ejercicios han terminado, la piloto teme regresar a Afganistán. "Quisiera volar para mi país, es lo que siempre quise hacer, pero temo por mi vida", asegura la joven, añadiendo que si le conceden este asilo continuará su carrera como piloto de las Fuerzas Aéreas de EE.UU. o piloto comercial, escribe 'The Wall Street Journal'.

¿Es posible que se lo concedan?

Según la ley migratoria norteamericana un solicitante que quiere obtener el asilo en el país debe demostrar que su temor a ser perseguido por cuestiones de raza, religión, nacionalidad, opinión política o membresía en algún grupo social es fundado. Estas condiciones se cumplen en el caso de Rahmani e incluso existe la documentación necesaria.
Sin embargo, todavía no se puede saber con certeza qué decisión tomará Washington, teniendo en cuenta que el presidente electo de EE.UU., Donald Trump, prometía durante su campaña presidencial restringir las políticas sobre inmigrantesimpidiendo la entrada de los provenientes de países musulmanes.
Asimismo, Rahmani destacó que el jefe de las Fuerzas Aéreas de Afganistán, el mayor general Abdul Wahab Wardak, advirtió recientemente a los pilotos que participaban en los entrenamientos en EE.UU. que no soliciten el asilo porque los deportarán a Afganistán y los arrestarán si intentan hacerlo.

Comentarios