¿Todavía no sabes cómo posar para no sacar tripa en las fotos?


Sarah Puhto, una bloguera finlandesa de 20 años, muestra en su cuenta de Instagram que algunas fotografías subidas a las redes pueden llevar a engaño. La propuesta de Sarah tira por tierra las imágenes de mujeres perfectas publicadas en las redes sociales.
Esta bloguera finlandesa de 20 años difunde en su cuenta de Instagram selfis tomados en cuestión de segundos. En ellos, se puede ver como un mismo cuerpo luce de manera distinta. El secreto, según cuenta Sarah, radica en la postura, que puede cambiar radicalmente el aspecto físico. Solo hay que cambiar un poco la posición, sacar tripa o, al contrario, meterla a la hora de tomar la instantánea.
"En un mundo donde se alaban las nalgas de Kardashian", añade Sarah, "hay que recordar que las fotos que vemos de ella y de muchas otras no son siempre realidad. Sus traseros no pueden siempre verse así desde todos los ángulos". Y aquí está el ejemplo.

Comentarios