Cliente la acusó de poner sangre menstrual en su hamburguesa



La noticia a continuación les puede resultar un tanto bizarra y sí, asquerosa también. Y todo comenzó cuando un hombre decidió ir por una hamburguesa y papas fritas.

Los hechos ocurrieron en Estados Unidos. ¿La protagonista? Juliett Samuel de 18 años, quien era trabajadora de un local de comida rápida llamado “Jack’s Family Restaurant”. 

Cuando un hombre fue a pedirle a Juliett una hamburguesa con papas fritas jamás pensó lo que vendría a continuación. Porque vaya que la “sorpresa” que se llevaría sería una de las más desagradables y asquerosas que alguien se podría imaginar. 

Al parecer, Juliett le puso un poco de sangre menstrual a la hamburguesa del cliente. 

El hombre fue rápidamente a un canal de televisión para que su historia saliera a la luz pública y darle más oportunidad a la policía de poder investigar a fondo toda la situación. Por su parte, Juliett decidió entregarse a la policía por su cuenta.

Hoy, se está llevando a cabo una extensa investigación con respecto al tema. l dueño del restaurante y todos los trabajadores del lugar están cooperando con la policía para poder llegar a una conclusión justa. 



Fuente: http://www.upsocl.com  

Comentarios