La ciencia revela qué significa el hábito de comerte las uñas



La imagen de Kate Middleton enganchada por los paparazzi comiéndose las uñas ya es una clásica postal de los eventos a donde va. Y no solo ella, muchas actrices y cantantes famosas fueron atrapadas con los dedos en la boca.

¿Pero cómo puede ser que una chica tan aplicada y con tanta conciencia del protocolo no pueda evitar ser parte del grupo de humanos adictos a este desagradable hábito?

Científicos de la Universidad de Montreal publicaron un estudio en el Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry que sugiere que el perfeccionismo puede ser el origen del hábito de comerse las uñas.

"Creemos que los individuos con estos comportamientos repetitivos pueden ser perfeccionistas que no pueden relajarse al hacer una tarea en un contexto normal", dijo el autor del estudio, Dr. Kieron O’Connor. Y agregó que "son propensos a la frustración, a la impaciencia y a la falta de satisfacción cuando no pueden lograr sus objetivos". ¿Te sentís identificada?

En este grupo no solo entran las que se comen las uñas... Aquellas chicas que se muerden el pelo o constantemente enrulan pequeños mechones no se salvan del rótulo de "perfeccionistas". - 

Comentarios