Ningún dentista quiere atenderla: tiene podrida la boca hace años



Jamie Henley es una mujer que vive una terrible experiencia. La mujer nació con un problema en los dientes y los tiene extremadamente podridos, tanto que ningún médico quiere atenderla.

A sus 37 años, Jamie Henley afirma que no ha sonreído en 30 años, ella tiene una marca de nacimiento facial que recubre toda la zona de su dentadura, cuello, pecho y espalda.

Ella afirma que con el paso del tiempo, la marca ha ido creciendo en tamaño, erosionado sus encías y causando abscesos crónicos que son potencialmente fatales de llegar a infectarse.

Ningún médico quiere atenderla debido a que sienten temor de que alguno de sus vasos sanguíneos estallen y pongan en riesgo la vida de la mujer.  “Cuando voy a la oficina, me echan una mirada y me rechazan. Es embarazoso, no me gusta sonreír mucho”, cuenta.

La mancha que lleva de nacimiento le ha causado otros problemas desde que era niña, ya que también le produce migrañas y problemas de vista. Jamie se tuvo que someter a una cirugía al ojo cuando tenía 11 años.

Jamie Henley shows the birthmark that affects her teeth and gums

Jamie Henley shows the birthmark that affects her teeth and gums

En octubre del año pasado, un dentista de Nueva York se interesó en ayudarla. Pero ahora debe recaudar unos 6 mil dólares para que pueda tener las intervenciones necesarias antes de que sea demasiado tarde. “Sólo quiero tener una bonita sonrisa y mi vida podrá seguir adelante”, afirma. 


Fuente: http://larepublica.pe 

Comentarios