Muere después de que los médicos “olvidaran decirle que tenía un tumor”



Wayne Evans, padre de dos hijos, falleció después de que su doctor olvidara comunicarle que tenía un tumor que estaba creciendo en su intestino. El hombre no sabía que sufría esta enfermedad desde hacía tres años, como informa Mirror.
El hombre, de 41 años de edad, acudió en el 2010 a su médico de cabecera por severos dolores de estómago. Los resultados, según el doctor, fueron normales. Pero tres años más tarde, Wayne comenzó a sentirse mal y después de visitar de nuevo a su médico, se le encontró una masa en su estómago durante una exploración.
El tumor no se podía operar y se sometió a quimioterapia, aunque Wayne no pudo superar la enfermedad y falleció. La familia está destrozada por el repentino fallecimiento: "si se hubiera eliminado cuando tuvo las primeras pruebas, lo más probable es que estuviera libre de cáncer hoy y que no habría dejado un vacío tan enorme en nuestra familia”, ha declarado la mujer al citado medio.

Comentarios