Polémica: youtuber le dio galletas con dentífrico a un mendigo



La titular del juzgado de instrucción número 33 de Barcelona acordó la libertad bajo fianza de 2.000 euros para el ’youtuber’ de 19 años, conocido en la red como ’Reset’, denunciado por humillar a un sintecho, al que regaló 20 euros y grabó comiendo unas galletas rellenas de dentífrico. Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la juez también ha ordenado medidas cautelares como la retirada del pasaporte, la prohibición de salir del territorio español y comparecencias regulares ante el juzgado.

La Fiscalía de delitos de Odio y Discriminación había pedido prisión provisional eludible con una fianza de 6.000 euros, la retirada del pasaporte y que se prohibiera al chico acercarse al sintecho al que humilló. De hecho, la vista de este lunes se había retrasado porque no se ha podido localizar a la víctima. Entre las medidas cautelares que se han solicitado no figura ninguna relacionada con la presencia del joven en las redes, dado que el vídeo en el que se veía como humillaba al mendigo ya fue retirado.

La Guardia Urbana de Barcelona denunció el pasado 26 de enero a este youtuber ante la Fiscalía especializada en delitos de Odio y Discriminación, tras tener conocimiento dos días antes del mencionado vídeo. Los agentes de la Urbana localizaron al indigente el 24 de enero en el barrio de la Marina del Port y le ofrecieron la posibilidad de denunciar, al considerar que podría haber sido víctima de delito penal, a lo que el hombre accedió. El hombre les contó que el joven se le acercó el pasado 17 de enero, le regaló un billete de veinte euros y le entregó las galletas y que, tras comérselas, se empezó a encontrar mal y a sufrir muchas náuseas.

Cuando los urbanos estaban hablando con la víctima, apareció en el lugar el autor del vídeo, que aseguró a los agentes que tenía la intención de pasar la noche con el hombre, grabarlo de nuevo y pedir disculpas públicamente a través de su canal de YouTube. Tras identificarlo, la Guardia Urbana denunció al joven ante la Fiscalía por infligir un trato degradante al sintecho, menospreciando la dignidad e integridad moral de una persona en riesgo de exclusión social, con el agravante de que había una finalidad de distribuir el incidente a otras personas a través de las redes sociales.

El joven denunciado colgó en su canal de YouTube un vídeo de diez minutos en el que pedía perdón y reconocía que es un chico "inmaduro". No obstante, en un vídeo anterior al de sus disculpas, el youtuber alardeaba de su actuación y se mofaba de la víctima, asegurando que comer las galletas con dentífrico le habría ayudado a lavarse los dientes.

Fuente: http://www.ideal.es/

Comentarios