Desaparecidas en Turquía una española y su novia egipcia: "Nos van a matar"



Es la última imagen de Jimena Rico y Shasha antes de que su vida se convirtiera en un infierno. Las dos vivían en Londres, donde Shasha había huido de su familia. 

La joven, nacida en Egipto, esconde su rostro en su perfil de una red social. Pero con Jimena aparece feliz y bromista en sus fotos privadas. 

Su familia se enteró de que eran novias y logró que regresara a Dubái con un engaño. Allí la homosexualidad está castigada con pena de muerte. Jimena no la quiso dejar sola y al llegar se encontró con una denuncia contra ellas por su condición homosexual. 

Las retuvieron. A Shasha la querían colgar y a Jimena devolverla a España en avión. Finalmente, con una treta lograron escapar. Se lo cuenta Jimena a su familia, que espera en Torrox angustiada.

 Le envía menajes de voz y les explica que al llegar a Georgia para intentar volar a cualquier país donde refugiarse, el padre de Shasha las encontró. Casi las mata. La policía intervino y las jóvenes volvieron a huir. 

De nuevo consiguieron escapar en coche a Turquía, pero las retuvieron varias horas en el norte por si eran terroristas. 

Cuando quedaron libres, les quedaban 700 km a Estambul. Es lo último que supieron en Torrox, Málaga. La madre de Jimena recibió su llamada: “Si mañana a las 12 de la mañana no sabes nada, es que me ha pasado algo”. 

No saben nada más. El consulado en Ankara ya está en marcha tras la denuncia puesta por la familia de Jimena ante la Guardia Civil. Las están buscando hasta en hospitales. Llevan 48 horas desaparecidas.

Comentarios